La trilladora de cine solo responde a los enlaces propios, los que son ajenos llevan la leyenda "LINKS NO PROPIOS" lo cual no nos hace responsables de nada

miércoles, 1 de agosto de 2012

El mito mas burdo


¿A quien no le contaron el cuento del HIV?, es decir: "el bolazo" del SIDA (disculpen la expresión); Doy por sentado que alguna vez habrán oído la insólita historia que explica el origen del virus de inmunodeficiencia humana. Bueno si la recordamos un poco o la buscamos en la web, entenderemos mejor a lo que voy, la película que vengo a ofrecer es Braindead de Peter Jackson.
No solo es un tema difícil de captar en principio, también está fuertemente instalado en muchas mentes, incluso en las de docentes universitarios, que lo siguen dando por cierto; Lo cual es un problema importante. El HIV es el peor recuerdo de la guerra fría.

Vamos a dar una ayudita para que ser lo mas claro posible.

No pasó que en Africa Central, donde unos bosquimanos sexópatas se "voltearon"a  unos simios indefensos, paso en Sumatra y unas ratas que venían en un barco esclavista al naufragar cerca de la costa copularon con unos simios, contra las voluntades de los primates mencionados.



Como dice Leví-Strauss, los mitos no mueren, solo cambian de forma.
El producto no fue un virus de biotecnología de la guerra fría para usar contra los comunistas, fue un patógeno zombificante altamente contagioso.
Los primeros infectados no fueron los indefensos presidiarios haitianos en EE.UU., fueron gente de la crema neozelandesa. Pero el ente zombificador no volvió a Sumatra como si lo hizo el HIV infectando hasta el 40% de los casos en sus tierras de origen.

http://www.mediafire.com/?2js7d373yw21ne2
http://www.mediafire.com/?cuw6kbsnayiakkk
http://www.mediafire.com/?c9jx0r7kcc9kjlc
http://www.mediafire.com/?ztzxzxv3wczl1o3


Video en idioma original sin subtitulos




1 comentario:

  1. Como lo dije en el blog de Cinearte, lo repito aquí:
    No es que quiero atravesar el caballo a este tema, pero por el cariño que le tengo a este blog, me permito transcribir algo que escribí en mi blog sobre Leonardo Favio en su muerte:

    Era mi primera novia y al mercado salió la canción de Leonardo Favio titulada O quizá simplemente le regale una rosa. Uno compraba el disco de 45 rpm (revoluciones por minuto), y le daban una rosa plástica de obsequio. Se lo compré a mi novia juvenil y también me acerqué a Leonardo Favio como algo más que canciones románticas. Supe de su cine, supe que se enfrentaba a la dictadura militar de su país, Argentina, y que le prohibieron hacer cine. Por eso se dedicó a cantar. Fue perseguido, amenazado de muerte, exiliado. Cuando cayó la dictadura, dejó de cantar y volvió al cine, buen realizador. Luchó también contra el cáncer. Las pocas películas suyas que he visto tienen un gran compromiso social: Crónica de un niño solo, por ejemplo, de 1965. Fue muy amigo del inolvidable padre Carlos Mugica, sacerdote de la Teología de la Liberación y del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, quien fue asesinado por el grupo fascista Triple A (Alianza Anticomunista Argentina). Leonardo Favio se vinculó a favor de los sindicatos y, con el sétimo arte, fue parte del grupo Cine de Liberación (nada menos que con Fernando Solanas, Gerardo Vallejo, Octavio Getino y jóvenes cineastas argentinos y uruguayos). De este Leonardo Favio no habla la prensa de espectáculos ahora que anuncia su muerte a los 74 años. Es del que quiero hablar yo. Ah, y sobre mi primera novia, es posible que deba regalarle otra canción de Favio: Ella ya me olvidó.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...